Sistema Penal Oral Acusatorio

Registro de la inoperancia del sistema penal

En cumplimiento de sus funciones constitucionales “la Fiscalía General de la Nación está obligada a adelantar el ejercicio de la acción penal y realizar la investigación de los hechos que revistan las características de un delito que lleguen a su conocimiento por medio de denuncia, petición especial, querella o de oficio, siempre y cuando medien suficientes motivos y circunstancias fácticas que indiquen la posible existencia del mismo” (Const., 1991, art. 250). A partir del desarrollo de estas funciones se ha generado un volumen importante de información relativa a delitos, procesos judiciales, víctimas, indiciados, etcétera, que ha alimentado los distintos sistemas de información de los que se ha dotado la FGN. Uno de ellos registra la información incorporada en el Sistema Penal Oral Acusatorio (SPOA), expedido tras la Ley 906 de 2004 – Código de Procedimiento Penal.

La información del SPOA se encuentra disponible tanto en el portal estatal de datos abiertos como en el sitio internet de la Fiscalía (aunque ahora enlazan al portal estatal de datos abiertos). Actualmente publican tres archivos de libre consulta y descarga:

En sus archivos, la Fiscalía General de la Nación (FGN) publica un conteo de todos los presuntos delitos, víctimas e indiciados que han llegado a su conocimiento y que debe investigar de acuerdo a su función constitucional. Cada uno de estos delitos es lo que se conoce como noticia criminal.

¿Y cuándo sabemos si una noticia criminal es o no es un delito? Cuando deja de estar en etapa preprocesal (etapa de indagación) y entra en la etapa de investigación y las etapas de juicio, donde se determina. Entre los datos ofrecidos en los distintos archivos publicados figura el estado procesal en el que se encuentra el caso; lo que muestra, todo sea dicho, un panorama desolador donde la mayoría de las noticias están en etapa preprocesal de indagación y no llegan siquiera a la imputación del delito (por tanto no son ni investigados -primera fase procesal propiamente dicha- ni menos aún juzgados).

Los datos de víctimas, casos o delitos, e indiciados del SPOA están asociados a noticias criminales. Por eso deben calificarse como de «presuntos», serán definidos como delito conforme avancen las distintas etapas judiciales. La FGN está obligada legalmente a incorporar las desapariciones forzadas en el SIRDEC (RND). El SPOA es un buen termómetro del número de crímenes que conoce el sistema penal y del grado de impunidad de los mismos. 

Resultaría hasta cierto punto sorprendente que las estadísticas de criminalidad de la Fiscalía se acercasen al número real de delitos cometidos, pues esto sería una inequívoca señal de que Colombia disfruta de unos niveles bajísimos de impunidad y de un alto grado de eficacia en los sistemas investigativo, penal y judicial, cosa harto alejada de la realidad. En los mismos archivos puede consultarse la etapa procesal en la que se encuentra cada caso, destacando el acusado contraste entre la enorme cantidad de noticias criminales que se encuentran en la etapa de indagación -o sea, en el limbo en el que nada ni nadie se mueve- y la pequeña cantidad de estas que se encuentra en etapa de ejecución de penas -o sea, con los criminales juzgados y cumpliendo penas.

La propia FGN parece compartir el argumento, advirtiendo, en la sección de datos abiertos de su sitio internet, que “el usuario debe tener presente que las estadísticas aquí presentadas se derivan de los registros del SPOA y no necesariamente reflejan la realidad criminal del país y de sus diferentes zonas” (FGN, 2019). Efectivamente, los datos publicados del Sistema Penal Oral Acusatorio (SPOA) no reflejan la realidad criminal de la desaparición forzada en el país…. teniendo en cuenta, además, que la criminalidad oculta, aquella que queda fuera del sistema procesal (conocida también -de forma poco apropiada- como cifra negra) es altísima en Colombia (los distintos cálculos son bastante variables, si bien mayoritariamente coinciden en un rango correspondiente al 70-80% de los delitos cometidos).

No obstante las cifras ocultas, la escandalosa impunidad y la naturaleza propia de los datos, podremos extraer algunas informaciones útiles de las publicaciones de la FGN.

Datos sobre desaparición forzada
Periodo: 1976 -2019,  con fecha de corte de 01/01/2020*

Víctimas asociadas a noticias criminales de desaparición forzada: 97.617 personas
Casos asociados a noticias criminales de desaparición forzada: 62.895 casos
Indiciados asociados a noticias criminales de desaparición forzada:  95.565 personas
* La fecha de corte de la publicación de los datos es del 20/01/2020
Hay 58 casos denunciados entre el 1 y el 20 de enero, pero todos de hechos cometidos antes del 01 de enero de 2020
.
La fecha del 1 de enero de 2020 la utilizamos para nuestra última actualización cartográfica.

El SPOA registra las noticias criminales del delito según el Código Penal (C.P.). Así, en el sistema procesal este crimen viene definido como Delito contra la libertad individual y otras garantías – De la desparición forzada – Desaparición Forzada ART. 165 C.P. (Título – Capítulo – Artículo), que surge directamente de la aplicación de la Ley 589 de 2000 donde se tipifica como delito la desaparición forzada. También se registran otros delitos relacionados como el Concierto para delinquir agravado por darse para desaprición forzada y el de instigación a delinquir, también agravado por tratarse del delito de desaparición forzada.

Todos los delitos relativos a desaparición forzada
Periodo: 1976 -2019,  con fecha de corte de 01/01/2020*
VíctimasCasos
Desaparición forzada97.61762.895
Concierto para delinquir agravado por darse para desaparición forzada Art. 340 C.P.298230
Instigación a delinquir Art. 348 C.P. agravado por tratarse de delitos de genocidio, desaparición forzada de personas3939
Total97.95463.164

Esas noticias criminales conocidas por la Fiscalía se registran desde 2005, año en que entró en vigencia el SPOA (de acuerdo a la Ley 906 de 2004 y Ley 1098 de 2006), hasta la actualidad. No obstante aparecen registros cuya fecha de comisión del presunto delito («Año_Hecho») es incluso anterior a la vigencia de la Ley 589 de 2000, encontrando registros desde 1968.

La FGN comenzó a publicar en su sitio internet los datos del SPOA el 10 de agosto de 2018. Desde esa fecha vino haciendo un volcado mensual de los datos, publicándolos inicialmente en su sitio internet y después en el portal estatal del datos abiertos. La última publicación tiene fecha del 3 de noviembre de 2020. De ese periodo temporal (10/08/2018 – 03/11/2020) hemos recopilado archivos con 19 fechas de corte diferentes y 19 consolidados de víctimas y delitos diferentes.

Fecha de publicación
(archivo «Víctimas»)
Periodo
(año de los hechos)
Víctimas asociadas a noticias
criminales de desaparición
forzada (personas)
Delitos asociados a noticias
criminales de desaparición
forzada (casos)
10.09.20182005-201836.18731.227
10.10.20182005-201855.05245.760
10.01.20192005-201954.45646.772
29.05.20191977-201983.96852.454
12.08.20191977-201995.88060.431
29.08.20191977-201995.88061.693
24.09.20191977-201996.20461.925
26.11.20191977-201997.34462.745
13.12.20191976-201997.36762.721
20.01.20201976-202097.61762.895
17.02.20201976-202097.99563.193
18.03.20201968-202098.40163.597
16.04.20201968-202098.58463.717
10.06.20201968-202085.97455.587
28.07.20202010-202034.27521.539
31.08.20202010-202034.36721.375
06.10.20202010-202034.73321.622
04.11.20202010-202035.21621.769
Es notorio el cambio en el rango temporal de los datos a partir de julio de 2020. Desde esa fecha solo publican en datos abiertos los registros de noticias criminales desde 2010, lo que hace descender dramáticamente el universo de casos y víctimas. ¿Qué fue de la información de las noticias criminales del periodo 1966-2010?

En el sitio internet de la FGN se señala escuetamente que el actual rango temporal es «debido a que el sistema de información se implementó a nivel nacional desde el año 2008 y la calidad de los datos se ha logrado consolidar desde el año 2010».

Tanto en el sitio web de la FGN como en el portal estatal de datos abiertos se llegaron a publicar los correspondientes archivos referidos a la METADATA de la información publicada.