«Soy  de Restrepo, Valle. Tengo 19 años, la persona que tengo desaparecida es mi mamá, ella se llama Yaneth Parra,  cumple 7 años de desaparecida.

Todo  inició una mañana, ella salió en búsqueda de una puerta para la casa de nosotros, salió con su compañero sentimental de ese tiempo y nunca más volvió. Los rumores de la gente era que la habían visto en el centro con el mismo señor que se había ido; pero pues él dice una historia muy diferente. Dice que la dejó una cuadra antes de la casa,  entonces realmente no sé qué habrá pasado. Esas son precisamente las preguntas que tengo en el aire, porque tengo como una versión hacia mi padrastro, pero también en ese tiempo secuestraban a mucha gente los grupos armados, entonces pues no  sabría si fue el uno o el otro.

La búsqueda ha sido muy corta,  pues nadie quiso ayudar al momento. Siempre he sido yo quien ha estado aquí y allá, mirando en redes sociales, publicando fotos a la gente. De pronto los únicos que han querido ayudarnos en la búsqueda en ese tiempo fueron los de  la Cruz Roja y eso porque teníamos un amigo allí, del resto nadie quiso ayudar con la búsqueda.

Realmente no nos han dado ninguna respuesta, cuando yo fui y puse la denuncia me dijeron que esperara 24 horas, luego ya eran 72 horas en las cuales teníamos que esperar, pero pues nunca ha pasado nada, de pronto yo les llevé algunas pistas que tenía y decían que yo ya estaba quedando loco porque pues había perdido a mi papá y mi mamá, entonces no me quisieron creer nada. Yo sólo he estado en el pueblo buscando, preguntándole a la gente y en redes  sociales, pero así digamos a las autoridades no, porque nadie quiso ayudarme.

Al Estado le exijo que me ayuden a buscarla, a encontrarla, porque es su deber de tener. El pueblo bajo protección contra los grupos armados, entonces yo les exijo que me ayuden a buscarla porque es el deber de ellos.

De la Unidad me gustaría que  se empapen con nosotros para buscar, que no sea solamente sentarse en el escritorio y voy a mandar cartas, no. La idea sería que se empapen con nosotros, con lo que estamos sintiendo, que estamos luchando cada día por encontrar a estas personas.

Es triste  que uno tenga  que sentir el mismo dolor para ayudar  y se sentirse  en la causa. De pronto les diría que no esperen a que les pase porque lo que me pasó a mí le pudo haber ocurrido a otros, entonces si entre todos nos ayudáramos para evitar esto, sería genial,  porque el dolor que uno siente es horrible y no se lo desearía a nadie.

Me gustaría que recordaran a mi mamá como una persona luchadora, una persona que de verdad  tenía muchas ganas de salir adelante como persona y también con nosotros, una mujer fuerte