Más

    ¡PRESENTE!

    En memoria de las Desapariciones Forzadas,

    en la década de los años 80s

    en Colombia 

    Informe Preliminar a la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad

    La memoria es una lucha presente, contra la hegemonía de la impunidad.

    Por detrás de mi voz
    Escucha, escucha
    Otra voz canta
    Viene de atrás, de lejos

    Viene de sepultadas bocas, y canta
    Dicen que no están muertos
    Escúchalos, escucha
    Mientras se alza la voz que los recuerda y canta
    Escucha, escucha, otra voz canta

    Dicen que ahora viven en tu mirada
    Sostenlos con tus ojos, con tus palabras
    Sostenlos con tu vida, que no se pierdan, que no se caigan
    Escucha, escucha, otra voz canta

    No son solo memoria, son vida abierta
    Continua y ancha, son camino que empieza
    Cantan conmigo, conmigo cantan
    Dicen que no están muertos
    Escúchalos, escucha

    Mientras se alza la voz que los recuerda y canta
    Cantan conmigo, conmigo cantan
    No son solo memoria, son vida abierta
    Son camino que empieza y que nos llama

    Cantan conmigo, conmigo cantan
    Cantan conmigo, conmigo cantan
    Cantan conmigo, conmigo cantan
    .

    Presentación

    El presente informe está elaborado desde las múltiples experiencias de familiares que adelantan procesos de búsqueda en diferentes partes del país y fuera de él. Unos procesos de búsqueda en los que en algunos casos se ha logrado encontrar, identificar y restituir a las familias a sus seres queridos, mientras que en otros aún se persiste en su búsqueda.

    Este informe es preliminar. No pretende profundizar en los hechos de la desaparición forzada ni en el largo y muchas veces tortuoso proceso de la búsqueda. Mucho menos pretende ser una verdad absoluta.

    El informe se construye sobre los análisis y valoraciones de los familiares que participan en su elaboración; sobre las reflexiones elaboradas por la propia Fundación Hasta Encontrarlos, desde su experiencia y lecciones aprendidas en la búsqueda de personas desaparecidas forzadamente de esta década; así como desde el acumulado de acciones, análisis y valoraciones de muchos organismos que durante más de cuatro décadas han advertido sobre los patrones y mecanismos de impunidad, de represión, de responsabilidad, de doctrina militar, entre otros, que se vinculan con la práctica de la desaparición forzada perpetrada por el Estado colombiano.

    Para poner en contexto, de lo acontecido en década de los 80, usamos como introducción a nuestro informe el prólogo escrito en 1988 por el defensor de derechos humanos P. Javier Giraldo Moreno S.J. en la publicación El Camino de la Niebla, la desaparición forzada en Colombia y su impunidad, en el que se abordaron varios casos de desaparición forzada, evidenciando a partir de ellos diferentes mecanismos de impunidad y encubrimiento. Este prólogo tiene la virtud de estar vigente, ante la lamentable persistencia de este crimen.

    Este informe preliminar se realiza desde la urgente necesidad de conocer la verdad integra, completa y pública sobre las desapariciones forzadas perpetradas en la década de los 80s. También sobre las circunstancias en las que se generaron y su relación con la implementación de las políticas de Seguridad y Defensa Nacional en los gobiernos de Julio César Tubay Ayala, Belisario Betancur Cuartas, Virgilio Barco Vargas y César Gaviria Trujillo. Es necesario definir tanto su presunta responsabilidad por acción u omisión como máximos responsables dentro de la estructura de gobierno como seguir la cadena de mando por los diferentes ministerios implicados, en especial el de Defensa, y los mandos militares de cada periodo. 

    Conocer toda la verdad constituye un derecho de los familiares, de los conocidos y amigos de las personas desaparecidas forzadamente, de las organizaciones, partidos, grupos a los que pertenecieron, así como de toda la sociedad colombiana y de toda la humanidad. En el caso de las desapariciones forzadas, conocer toda la verdad implica necesariamente conocer la suerte y el paradero de la víctima. No existe esclarecimiento de la verdad si no se encuentra a los desaparecidos, vivos o muertos. Y para garantizar este derecho debe hacerse todo lo necesario, incluso aquello que pareciera imposible, Hasta Encontrarlos.

    Consideramos que la relevancia de este informe preliminar es la de brindar insumos que permitan a la Comisión de la Verdad la valoración e inclusión en su Informe Final de elementos de apreciación y análisis sobre:

    1. Los patrones y mecanismos usados o que amparan la persistencia de este crimen.
    2. La impunidad y el silencio que los acompaña.
    3. Algunas orientaciones hacia la determinación de responsabilidades jerárquicas o de estructura de mando.
    4. Las afectaciones de este crimen a nivel familiar y social.
    5. Finalmente, aportamos un conjunto de recomendaciones que esperamos sean tenidas en cuenta.

    Artículos relacionados

    Acompañando a las víctimas de desaparición forzada

    Experiencias de organizaciones civiles no gubernamentales en Colombia. En vivo por redes sociales de PAX Colombia, Hasta Encontrarlos y Fundación Heinrich Böll Colombia. Facebook: paxencolombia Youtube: PAX en Colombia 👥 Invitad@s Dora Villaquirán, territorial Cauca PAX Pablo Cala, Fundación Hasta...

    Acompañamos la lucha de las familias de las personas desaparecidas y a sus organizaciones

    En el marco del día internacional contra las desapariciones forzadas el colectivo HREV–DESAPARICIÓN FORZADA participió-compartió, acompañó colectivos, organizaciones y agrupaciones de familiares para hacer más visible la desaparición forzada.

    ¿Dónde está la desaparición forzada en el SIVJRNR?

    ¿Dónde está la desaparición forzada? Una conversación con el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de No Repetición.

    ¡Abran el caso de desaparición forzada!

    Organizaciones exigen a la JEP investigación sobre la responsabilidad de Estado en las desapariciones forzadas

    Por nuestras personas desaparecidas

    En el marco del día internacional de las víctimas de Desaparición Forzada. Por primera vez en la historia, la Plaza Santamaría de Bogotá se viste de memoria