Más

    Sangre y rosas 2013 · Lucía Vargas

    Lucía Vargas

    Lucía Vargas es una artista que utiliza el hip hop para denunciar las realidades que afronta Colombia.

     

    La lucha que se pierde es la que se abandona. Sólo somos sangre y rosas

     

    El verso final de este tema resume la fuerza de la resistencia de las y los familiares de desaparecidos que aparecen en el videoclip.

     

     

    «El sueño no para seguimos en la lucha.

    Suenan campanas de pervivencia, si escuchas los pasos, somos nosotros te estamos buscando.

    Ya conocimos la muerte, ya no sentimos el miedo, el deseo fuerte de volver a verte.

    Rompe el silencio».

    ♫ Sangre y rosas

    Artículos relacionados

    GRUBE

    Análisis de datos y cartografía: Fidel Mingorance (@geoactivismo) GRUBE El Grupo interno de trabajo de búsqueda, identificación y entrega de personas desaparecidas (GRUBE) de la Fiscalía General de la Nación (FGN) fue conformado como «Subunidad de...

    JEP-CEV-HRDAG

    Análisis de datos y cartografía: Fidel Mingorance (@geoactivismo) Proyecto JEP-CEV-HRDAG ... El Proyecto JEP-CEV-HRDAG es un proyecto de integración de datos y estimación estadística de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), la Comisión de la Verdad...

    La desaparición forzada en Colombia: datos 2021

    Hemos actualizado nuestra sección dedicada a los datos de desaparición forzada en Colombia con las últimas actualizaciones de todas las fuentes monitoreadas. Compartimos aquí los últimos datos publicados por cada fuente.

    Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD)

    Análisis de datos y cartografía: Fidel Mingorance (@geoactivismo) UBPD ...  La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas en el contexto y en razón del conflicto armado (UBPD) tiene entre sus funciones la de «establecer el...

    La desaparición forzada en Colombia no es un asunto del pasado

    Les compartimos el video del evento realizado en Bruselas el pasado 9 de diciembre de 2021: La desaparición forzada en Colombia no es un asunto del pasado